Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Para los jueces, Amador mató a Marianela Rago por un ataque de «furia» motivada por los celos

Los jueces que dictaron la prisión perpetua de Francisco Amador por el crimen de su expareja Marianela Rago Zapata, la estudiante de periodismo de 19 años asesinada en 2010 de 23 puñaladas y degollada en su departamento del barrio porteño de Balvanera, basaron su decisión «en el contexto de violencia de género» en el que se encontraba la víctima y «la furia» que le provocó al hombre haber comprobado que ella tenía un nuevo novio.

En los fundamentos de la sentencia, dados a conocer ahora en un fallo de 237 páginas -al que accedió Télam-, los jueces Hugo Daniel Navarro, Juan María Ramos Padilla y Rodolfo Gustavo Goerner del Tribunal Oral en lo Criminal 29, afirmaron que «existen numerosos indicios, serios, graves y concordantes que también lo sindican (a Amador) como el autor del hecho».

Amador (37) fue condenado a prisión perpetua el 29 de noviembre último al haber sido hallado culpable como autor del «homicidio agravado por haber sido cometido con ensañamiento y alevosía», en perjuicio de su expareja, Rago Zapata.

El fiscal de juicio fue Sandro Abraldes mientras que la querella fue representada por los abogados Esteban Galli y María de la Paz Herrera, del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delito de la Defensoría General de la Nación.

«Se comprobó que Francisco Amador, lejos de acompañarla del modo que dijo en su indagatoria, terminó persiguiéndola y controlándola en todos sus pasos. Protagonizó episodios sumamente violentos con ella, la golpeó y amenazó en numerosas oportunidades»

«En el caso particular de Marianela, su voz fue acallada definitivamente, y sus dichos sólo pueden conocerse por vía indirecta, a través de las versiones de sus amigos, compañeros de escuela y facultad, y por los miembros de su familia», aseguró el juez Navarro en el voto que guió los fundamentos de la condena.

El magistrado indicó que Amador era «la única persona que pudo querer matarla y de esa manera, causándole sufrimiento y con ´bronca´», señaló que el vínculo entre ambos «era enfermizo», que él estaba obsesionado con su expareja y que ella «incluso temía que la matara».

«Se comprobó que Francisco Amador, lejos de acompañarla del modo que dijo en su indagatoria, terminó persiguiéndola y controlándola en todos sus pasos. Protagonizó episodios sumamente violentos con ella, la golpeó y amenazó en numerosas oportunidades, hasta el día que, por un ataque de celos y furia, produjo su muerte», afirmó.

Según el fallo, los motivos que provocaron los celos del ahora condenado fue el haberse enterado de una nueva relación que tenía su expareja con otro joven, lo que desató «la furia y la falta de control que lo caracterizaban».

Una de las pruebas en las que se basó el juez fueron las declaraciones de la familia de la víctima y amistades, quienes recordaron que Amador «era la única persona con la que Marianela tenía serios problemas y quien la celaba permanentemente».

El juez destacó el contrapunto que Amador tuvo entre su declaración indagatoria en el inicio del debate y lo que dijo en sus últimas palabras, cuando se contradijo y reconoció ser el autor de algunas agresiones.

«No existe un solo testimonio que hable de que Marianela fuese una persona conflictiva o que tuviese problemas con otras personas. Su único problema era Francisco Amador que, como le dijo en una oportunidad ´si no estaba con él, no iba a dejarla vivir en paz´», sostuvo Navarro.

A su vez, el juez destacó el contrapunto que Amador tuvo entre su declaración indagatoria en el inicio del debate y lo que dijo en sus últimas palabras, cuando se contradijo y reconoció ser el autor de algunas agresiones.

«Esto que había sido negado en su indagatoria en el juicio oral, cuando se inició en septiembre de 2023, reduciéndolo a simples discusiones sin violencia física, terminó siendo confesado por el imputado al reconocer, claro está, que no había matado a Marianela, pero que pudo tener con ella reacciones violentas», remarcó el magistrado.

El caso Marianela tardó 13 años en llegar a juicio, ya que durante la etapa de instrucción Amador fue sobreseído en cinco oportunidades por el juzgado de instrucción hasta que ante la insistencia de la fiscal Marcela Sánchez, la Cámara del Crimen lo procesó y envió a juicio en forma directa en base a una nueva data de muerte, al pasado violento del acusado y a lesiones que presentaba y podrían haber sido producidas por la víctima en su defensa.

El femicidio de Marianela

Para el Tribunal, Marianela Rago Zapata fue asesinada el domingo 27 de junio de 2010, cerca de las 7.50 «y no en horas de la tarde-noche como concluyó la junta médica», en un hecho en el cual descartó el robo como móvil al considerar que Amador «evidentemente tenía una animosidad especial» para matarla luego de enterarse que la joven estaba en pareja.

Una de las clave que avaló el juez Navarro en su argumento fue lo que declaró la vecina del piso de abajo del departamento de Rago Zapata, quien oyó «unos golpes que recorrían todo el comedor, eran pequeños golpes y esto fue a las 7.50 horas aproximadamente y duró 10 minutos».

«La muerte de Marianela según las hipótesis analizadas por los médicos que intervinieron en la ocasión, se produjo con un forcejeo previo, en el living o comedor de departamento y ocurrió aproximadamente en ese horario», señaló el fallo.

En tanto, los jueces resaltaron la «conciencia forense» que tuvo Amador ya que, al trabajar en una empresa informática, «supo qué llevarse para no ser descubierto, agregando algunas cosas más para intentar simular un robo», al constatarse entre los faltantes del departamento de la víctima una notebook, dos teléfonos celulares, una cámara de fotos y una cuchilla de un cajón de la cocina.

Marianela Rago tena 19 aos cuando fue asesinada por su expareja Foto FB

Marianela Rago tenía 19 años cuando fue asesinada por su expareja. / Foto: FB

«Evidentemente tuvo la sagacidad suficiente para limpiar la escena del crimen e irse sin dejar rastros», manifestó el presidente del tribunal en su voto.

El juez se refirió a los ADN masculinos que no coinciden con el perfil genético de Amador y fueron hallados en elementos secuestrados en la escena del crimen.

«El cigarrillo de armado casero y la colilla de las que se obtiene un perfil masculino no identificable, fue un dato que aparecía como determinante para desvincular a Amador del crimen. Sin embargo, lejos está de tener esa connotación, si se analiza todo el material probatorio», sostuvo.

Y concluyó: «La circunstancia de no haber hallado ningún rastro de Francisco Amador en el departamento de Marianela, no descarta de ningún modo su participación en el hecho».

La joven estudiante de periodismo oriunda de la localidad fueguina de Río Grande fue hallada asesinada el 28 de junio de 2010, cuando su hermano Matías fue a ver qué pasaba en el departamento 7mo. «A» que ella alquilaba en la calle Tucumán 2080.

La víctima yacía en el piso del living y, según la autopsia, murió degollada y con 23 puñaladas realizadas mediante una cuchilla, que desapareció del cajón de la cocina de la casa.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO QUE TE PERDISTE

Politica

El secretario de Asuntos Estratégicos, Marcos Resico, le respondió a Capitanich, luego de conocerse el análisis y la propuesta del ex gobernador que insta...

NOTICIAS

Por medio de una resolución fechada en abril pasado, el InSSSeP dio de baja de la obra social de manera automática a más de...

NOTICIAS

Para el juez de Niñez, Adolescencia y Familia N° 1 de Juan José Castelli, Gonzalo García Veritá, la omisión del organismo de dar respuesta...

NOTICIAS

El juez a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº 7, Walter Lara Correa, hizo lugar a una medida cautelar que ordenó al Gobierno...