Connect with us

Hi, what are you looking for?

Deportes

Tyson Fury, el campeón de los excesos: el día que se quiso suicidar en una Ferrari a 300 km por hora

El británico consiguió todo lo que quería, pero se hundió en una profunda depresión, abandonó el ring e intentó quitarse la vida. La oportunidad de una unificación histórica para quedar en las páginas doradas del deporte.

Tyson Fury logró todo lo que siempre deseó: vivir del boxeo, ser campeón mundial, ganar millones de dólares y tener una familia. A pesar de esto, una noche maldita lo hundió en una fuerte depresión que lo llevó a intentar suicidarse manejando su Ferrari a más de 300 kilómetros por hora. Sin embargo, se arrepintió en el último segundo.

Tyson Fury derrotó en noviembre de 2015 al ucraniano Wladimir Klitschko, que llevaba nueve años invicto, y se coronó campeón mundial. Lejos de ser una bendición, esa victoria lo hundió en una fuerte depresión que se potenció con el consumo de drogas y que incluso lo llevó al borde del suicidio.

“Creo que esa fue la noche, para ser honesto. Fue como una maldición. Tengo todo lo que siempre quise, pero jamás necesité toda la fama y toda esa basura que conlleva ser campeón. Obtuve todo lo que quería al vencer a Klitschko. Pero ya no era dueño de mi vida. No podía ir a ningún lado ni vivir una vida normal. No sabía en qué me metía”, contó.

Tyson Fury recuperó el cinturón de campeón mundial tras ganarle a Deontay Wilder en febrero de 2022. Foto: REUTERS/Steve Marcus
Tyson Fury recuperó el cinturón de campeón mundial tras ganarle a Deontay Wilder en febrero de 2022. Foto: REUTERS/Steve MarcusPor: REUTERS

Tras esa pelea llegaron las adicciones, el alcohol, las drogas, las prostitutas, la depresión y los pensamientos suicidas. Dejó de entrenar, empezó a comer en exceso y aumentó casi 80 kilos. Estuvo fuera del ring tres años y tuvo que entregar el título de campeón que acababa de ganar, ya que no pudo dar una revancha por los problemas personales que atravesaba.

“No entreno más. Estoy deprimido y harto de la vida. Sólo espero que alguien me mate antes de hacerlo yo mismo”, dijo en esa época. Fue una advertencia. Poco después intentó suicidarse manejando su Ferrari a 300 kilómetros por hora. En el último instante, una voz en su cabeza le dijo que no lo hiciera. Pensó en su esposa y sus cinco hijos.

“En el verano de 2016 me compré una nueva Ferrari. Un día estaba en la autopista y llevé el coche a los 300km por hora, dirigiéndome hacia un puente. Todo me daba igual. Solo quería morir, acabar con esta vida. Pero en el puente escuché una suave voz que me decía: ‘No, no hagas eso Tyson, piensa en tus hijos, en tu familia y en tus niños y en tu niña, que van a crecer sin su padre”, recordó en un podcast llamado The Joe Rogan Experience.

Fue ese el momento en que renació. Dejó atrás los excesos y abandonó los tratamientos psiquiátricos para internarse en el gimnasio. Poco a poco empezó a volver a ser el gran boxeador que alguna vez había sido. Desde entonces, no se detuvo. El 22 de febrero de 2020 venció a Deontay Wilder y volvió a coronarse campeón del mundo, al ganar el cinturón de la WBC.

Tyson Fury en la entrada para su pelea ante Dillian Whyte en abril de 2022. Foto: Reuters/Andrew Couldridge
Tyson Fury en la entrada para su pelea ante Dillian Whyte en abril de 2022. Foto: Reuters/Andrew CouldridgePor: Action Images via Reuters

Tyson Fury va por una histórica unificación

El próximo 18 de mayo tiene la oportunidad de convertirse en el primer campeón unificado de los pesos pesados de este siglo. Pero no será fácil: enfrente tiene a Oleksandr Usyk, que está invicto con 21 victorias (14 por nocaut). Sin embargo, ya sabe lo que es vencer a un invicto: lo logró en 2015 con Vladimir Klitschko.

La pelea estaba prevista para el 17 de febrero, pero Fury sufrió un corte en la ceja durante una sesión de sparring. Aunque recién comienza 2024, no hay dudas de que será una de las peleas del año, ya que definirá la histórica unificación de los cuatro cinturones mundiales en la categoría de los pesos pesados.

La pelea entre Tyson Fury y Oleksandr Usyk se pospuso para le 18 de mayo.
La pelea entre Tyson Fury y Oleksandr Usyk se pospuso para le 18 de mayo.

Fury llega como vigente campeón de los pesados en el Consejo Mundial de Boxeo (WBC), mientras que Usyk reúne los títulos de esa categoría en la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Quien gane se convertirá en el campeón unificado de los pesados, algo que logró por última vez Lennox Lewis en 1999 y 2000.

“Usyk es un campeón y yo soy un campeón. Será un combate que quedará para la eternidad. Creo que los dos estamos destinados a estar aquí. Yo estoy destinado a ser el campeón indiscutible y, todavía más, a consolidar mi legado”, sentenció el británico. Por su parte, el ucraniano fue más tajante: “Yo hablaré sobre el ring”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO QUE TE PERDISTE

Politica

El secretario de Asuntos Estratégicos, Marcos Resico, le respondió a Capitanich, luego de conocerse el análisis y la propuesta del ex gobernador que insta...

NOTICIAS

Por medio de una resolución fechada en abril pasado, el InSSSeP dio de baja de la obra social de manera automática a más de...

NOTICIAS

Para el juez de Niñez, Adolescencia y Familia N° 1 de Juan José Castelli, Gonzalo García Veritá, la omisión del organismo de dar respuesta...

NOTICIAS

El juez a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº 7, Walter Lara Correa, hizo lugar a una medida cautelar que ordenó al Gobierno...