Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Durante la pandemia, las muertes por infarto agudo de miocardio se incrementaron 15%

En diálogo con Télam, el especialista en cardiología Adrián Charask afirmó que el incremento del 15% en la mortalidad por IAM «es realmente un número importante».

«Pensamos que las principales causas pueden ser dos: el ASPO –que pudo inhibir al paciente a concurrir a la guardia- y, por otra parte, que (las muertes adicionales) hayan sido provocadas por el mismo Covid-19, que trajo problemas a nivel cardiovascular, específicamente eventos trombóticos o inclusive miocarditis que podrían haberse confundido con infartos», dijo.

«Pero nuestra mayor hipótesis es que la ASPO es la que desarrolló este evento», agregó quien además es jefe de internación de cardiología de las clínicas Bazterrica y Santa Isabel.

Qué es un IAM

El infarto de miocardio es el cuadro producido por la muerte de una región del músculo cardíaco como consecuencia de la obstrucción completa de una arteria coronaria, el cual tiene lugar cuando un coágulo de sangre obstruye esa vía previamente afectada por la arterioesclerosis. Como resultado de esta obstrucción se suprime el aporte sanguíneo a esa zona y pasado un tiempo el tejido muere irreversiblemente.

Charask explicó que «los infartos se dividen en dos grupos» que técnicamente se conocen como «infartos sin elevación ST» e «infartos con elevación ST» -en función de la aparición o no de cambios en el electrocardiograma que obligan a una apertura urgente de la arteria-.

De estos últimos se ocupa el estudio, que son justamente aquellos en los que «el tiempo es vida».

«El corazón tiene tres arterias coronarias, si una de ellas se tapa, el tiempo que se tarda en destaparla es lo que determina el pronóstico: si está en el hospital, se la destapamos en minutos y su sobrevida será mayor al 99%; pero si pasan si pasan 3, 4 ó 5 horas, aumenta enormemente la mortalidad», dijo.

Es que, con un simple electrocardiograma, «que es la llave de todo esto, se puede saber específicamente si un paciente tiene un infarto y si hay que hacer tratamiento de reperfusión (recanalización) -que implica dar una droga que destape la arteria- o directamente hacer una angioplastia colocando un catéter, colocando un stent, para que vuelva el flujo nuevamente», una operación que implica «un cambio entre la vida y la muerte».

Y si bien la estadística del Ministerio de Salud no discrimina entre muertes hospitalarias y extrahospitalarias, la presunción es que «la mayor parte» se produce fuera de los centros asistenciales porque «un análisis que se hizo Bariloche muestra que la mortalidad por infarto es 90% extra hospitalaria, y nosotros, a través del Registro sabemos, que la mortalidad intra hospitalaria es de alrededor del 9 ó 10%».

Además, comparativamente, en 2020 y 2021 la mortalidad por infartos creció más entre las mujeres -19%- y entre los adultos menores de 60 años -73%-.

La mortalidad por infartos creci ms entre las mujeresFoto 123RF

La mortalidad por infartos creció más entre las mujeres.Foto 123RF

En materia de disparidad de género, el especialista explicó que a través de diferentes estudios vienen advirtiendo que «no sólo las mujeres consultan menos y tienen menos conciencia de que la principal causa de muerte es la enfermedad cardiovascular» a nivel país, tanto en hombres como en mujeres, «sino que además los médicos y médicas solapamos la enfermedad cardiovascular» en ellas, no realizándole los estudios adecuados.

«Las mujeres se enferman del corazón 10 años más tardíamente y la edad mediana para los infartos está en torno a los 67 años, pero a pesar de que la enfermedad arteriosclerótica es más tardía, sin embargo cuando ocurre es más grave. Por eso la mitad de las muertes corresponden a mujeres a pesar de que sólo uno de cada cuatro infartos con elevación de ST son de mujeres», dijo.

«Entonces, hay falta de conciencia en las mujeres de que deben cuidarse y consultar, por un lado, y, por otra parte, también de los profesionales de la salud que, como la mujer se enferma más tardíamente, muchas veces no se le hacen los estudios adecuados», dijo.

Por otro lado, las muertes por IAM entre menores de 60 años se incrementó un 73% en relación con la prepandemia, siendo el incremento menor entre los mayores de esa edad.

Entre los adultos de entre 20 y 59 años, la mortalidad por IAM se disparó «porque al ser jóvenes y sentirse por eso más sanos, iban menos a las guardias por miedo» a contagiarse allí el Covid-19.

Charask explicó que la comparación de este estudio con los próximos que se realicen en función de las Estadísticas Vitales de 2022 recién publicadas permitirá advertir si las muertes por IAM volvieron a «amesetarse» como venía ocurriendo entre 2017 y 2019, pero ese análisis aún está pendiente.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO QUE TE PERDISTE

Economia

El equipo económico festejó el resultado fiscal del quinto mes del año, que estuvo impulsado por una suba en los ingresos. Milei y Caputo...

Politica

En la tarde de este martes, distintas organizaciones sociales y de derechos humanos convocaron a una movilización a Plaza de Mayo, para reclamar por...

Mundo

Tras la firma del acuerdo, Kim Jong-un calificó al líder ruso de “mejor amigo”. Ambos países reforzaron su vínculo tras la invasión rusa de...

Deportes

En la previa de la Copa América, el capitán de la Selección argentina le dio una extensa entrevista al histórico conductor.