Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mundo

Mató a 26 personas y tardaron 6 años en detenerlo: la historia de feroz pirómano que se hace llamar Bruce Lee

Peter George Dinsdale, que luego se cambió el nombre, provocó 11 incendios que se cobraron la vida de bebes de pocos meses hasta varios ancianos de un hogar de asistencia. Permanece detenido y sus salidas transitorias desataron la polémica.

Con apenas 19 años, Peter George Dinsdale, que se cambió el nombre legalmente a Bruce Lee, ya había provocado 11 incendios que se cobraron la vida de 26 personas: desde bebés de menos de un año hasta varios ancianos de un hogar de asistencia. Tardaron más de seis años en descubrirlo, tiempo durante el que pudo continuar con los crímenes. Desde que fue condenado, permanece detenido en un centro de salud mental. Sin embargo, unas recientes salidas transitorias desataron la polémica.

Peter George Dinsdale nació el 31 de julio de 1960 en Manchester, Inglaterra. Su madre, una prostituta que quedó embarazada de un cliente, lo envió a vivir con su abuela, mientras que más tarde lo ingresó en un hogar infantil. Además de sufrir de epilepsia, tenía hemiplejía espástica congénita en las extremidades derechas, lo que lo hacía renguear. Todo eso hizo que fuera blanco fácil de bullying durante su infancia y adolescencia. “El tonto Peter”, le pusieron de apodo otros chicos.

Como no tenía amigos, pasaba su tiempo en soledad. En ese contexto, empezó a desarrollar una peculiar fascinación por el fuego. Con apenas 10 años, incendió una tienda. En paralelo, también comenzó a interesarse en las artes marciales. Cuando cumplió 19 años, aprovechó que su madre se casó con un hombre de apellido Lee y decidió cambiarse el nombre a Bruce George Peter Lee, en homenaje al mítico peleador.

Los incendios cometidos por Bruce Lee

Entre 1973 y 1976, cometió 11 incendios que se cobraron la vida de 26 personas, desde adultos hasta bebés de apenas unos meses de vida. En muchos de estos casos, las investigaciones policiales concluían que habían sido sucesos accidentales, por lo que no buscaban sospechosos. Fue así que las autoridades demoraron más de seis años en detenerlo.

El primero de ellos fue el 23 de junio de 1973, poco antes de cumplir 13 años, cuando prendió fuego la casa de la familia Ellerington, en la ciudad de Kingston upon Hull, mientras todos dormían. Allí murió Richard, un niño de apenas seis años que sufría una discapacidad y que asistía al mismo colegio que Bruce.

Bruce Lee, el famoso pirómano de Inglaterra.
Bruce Lee, el famoso pirómano de Inglaterra.

Su segundo crimen llegó cuatro meses después, el 12 de octubre de 1973, cuando incendió una pequeña casa en la que vivía Bernard Smuthe, que murió quemado en su sillón. Apenas 15 días más tarde, la víctima fue David Brewer, un hombre de 34 años que se recuperaba de un accidente laboral en casa de su madre. El 27 de octubre de 1973, el fuego se apoderó del living en el que descansaba y, aunque lograron sacarlo con vida, falleció tras agonizar una semana en el hospital.

El 23 de diciembre de 1974, el objetivo fue la pequeña casa de Elizabeth Rokahr, que murió quemada mientras dormía. En otra ocasión, el 5 de enero de 1977, Bruce hizo que las llamas consumieran un hogar de ancianos en Wensley, donde hubo 11 víctimas fatales de entre 65 y 95 años.

Su último crimen lo cometió el 4 de diciembre de 1979. El objetivo fue la casa de los Hastie, en Hull. Bruce tenía una relación sentimental con el hijo mayor de esa familia. Sin embargo, el adolescente, que era menor de edad, lo había amenazado con denunciarlo si no le entregaba dinero. Como acto de venganza, decidió prender fuego esa propiedad y murieron los tres hijos del matrimonio.

La detención y la condena del pirómano de Inglaterra

A diferencia de otros casos, que eran aleatorios, este había sido elegido por un motivo particular. Como solía visitar a los Hastie, los vecinos del barrio lo conocían. Fue justamente eso lo que hizo que lo descubrieran: un testigo declaró haber visto a Bruce la noche del incendio. Tras ser detenido, no solo reconoció su culpabilidad, sino que reveló haber causado otros 10 hechos similares.

El pirómano Bruce Lee fue fotografiado durante una salida transitoria en 2016 por un reportero de Daily Mail.
El pirómano Bruce Lee fue fotografiado durante una salida transitoria en 2016 por un reportero de Daily Mail.

Fue acusado en octubre de 1980 de 26 asesinatos, 11 incendios provocados y dos lesiones corporales graves, entre otros cargos. Por su parte, Bruce negó los asesinatos, pero se declaró culpable de 26 homicidios involuntarios. Finalmente, fue condenado a comienzos de 1981 por el Tribunal de la Corona de Leeds.

Primero fue internado en el Hospital Especial de Park Lane, en Liverpool, mientras que luego lo trasladaron al Rampton Secure Hospital, donde aún pasa los días. En 2016 comenzó a tener salidas transitorias, aunque la Justicia no se lo informó a la familia de las víctimas. Por eso, tras ser fotografiado en plena calle, se desató una fuerte polémica.

LO QUE TE PERDISTE

Sociedad

  Córdoba se encuentra en alerta máxima por los importantes incendios que se desataron en el sur del cerro Champaquí, en el Valle de Traslasierra. Según detallaron los bomberos, el...

Politica

En días donde las referencias futbolísticas se imponen, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, corrió el arco. A la demanda de la oposición para que el gobierno de...

Sociedad

Dos delincuentes intentaron robarle la moto a un policía cuando iba a trabajar, pero el efectivo dio la voz de alto y disparó. Uno de los ladrones...

Espectáculos

Yanina Latorre estalló de bronca al aire de LAM (América) mientras hablaba en vivo con Lola. Es que la panelista se enteró que su hija toma fernet y no dudó...