Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mundo

Desde la cárcel hasta la campaña electoral: los escenarios que se abren para Trump tras ser declarado culpable

El fallo dejó al país en shock. Nadie sabe qué pasará ahora con la candidatura del líder republicano. Las posibilidades que tiene de terminar en prisión.

A poco más de cinco meses de las presidenciales del 5 de noviembre, Estados Unidos navega hoy por aguas desconocidas. Donald Trump no solo se ha convertido en el primer presidente de la historia en ser declarado culpable en un juicio penal en el país. También podrá ser el primero en ganar las elecciones en prisión y, más aún, en asumir y gobernar desde su celda.

“Estamos en aguas extrañas que nunca hemos navegado. Las posibilidades son amplias. Todo puede ocurrir. Todo es posible”, dijo a TN el estratega político estadounidense Luis Alvarado.

El fallo dejó al país en shock. Los 12 miembros del jurado hallaron este jueves culpable a Trump de 34 cargos por falsificar documentos de campaña para efectuar un millonario pago a la exactriz porno Stormy Daniels. El expresidente, según se desprende de la resolución, buscó comprar su silencio por un supuesto romance y así evitar un escándalo antes de los comicios de 2016. Si bien aún no se conoce la condena y todavía la defensa puede apelar el fallo, las preguntas se acumulan en el mundo político estadounidense.

¿Permitirá el Partido Republicano su nominación? De ser así, ¿los votantes independientes lo acompañarían con su voto? De ser condenado a prisión efectiva o bajo prisión domiciliaria, ¿podría participar en actos de campaña con permisos especiales? O, la más increíble de todas… ¿de resultar electo bajo régimen carcelario, asumirá y gobernará desde la prisión?

Todos los escenarios de un fallo que dejó a Estados Unidos boquiabierto

Trump podrá ser condenado hasta a cuatro años de prisión. La sentencia podría implicar solo una multa, libertad condicional o la cárcel, aunque este último escenario es considerado el menos probable. Pero hay un antecedente. Eugene Debs hizo campaña desde una celda de prisión hace más de un siglo. Como candidato del Partido Socialista, obtuvo el 6% de los votos en las elecciones de 1920. Entonces estaba en prisión bajo el cargo de sedición a causa de su oposición a la I Guerra Mundial. Recién saldría de la cárcel un año después.

Por eso, nadie duda de que Trump puede ser candidato después de recibir su condena, que será decidida por el juez Juan Merchan. La Constitución estadounidense establece muy pocos requisitos de elegibilidad para los presidentes. La lista es escueta: deben tener al menos 35 años y haber nacido y vivido en el país por lo menos durante 14 años. No hay un solo condicionante que refiera a su prontuario.

 Donald Trump, en problemas (Reuters)
Donald Trump, en problemas (Reuters)Por: via REUTERS

Pero aquí surge la primera incógnita. Algunos estados podrían intentar remover a Trump de las boletas del Partido Republicano si aprueban leyes que exijan a los candidatos no tener antecedentes. Sin embargo, la Corte Suprema dictaminó por unanimidad en marzo que los estados no podían excluir a Trump de las elecciones argumentando la violación de la Sección 3 de la Decimocuarta Enmienda, que descalifica a las personas que “participaron en insurrección o rebelión”, como la toma del Capitolio del 6 de enero de 2021.

Otra duda surge sobre qué hará ahora el Partido Republicano. Trump tiene virtualmente ganada las primarias, aunque resta la formalidad de que sea nominado en la convención de julio en Milwaukee. Para Alvarado, eso abriría una grieta que podría ser aprovechada por el ala disidente.

“Tiene los votos, pero el acto de ser nominado aún no ha ocurrido. Aquí todo es posible, hasta que sea removido por su propio partido. La condena encenderá a sus seguidores, pero las encuestas sostienen que los independientes, que lo respaldaron en 2016, le darían la espalda. Y nadie puede ganar sin el apoyo independiente”, afirmó Alvarado.

No obstante, el diario The New York Times aseguró que el partido no tiene ningún mecanismo para nominar a otra persona que no haya resultado vencedor en las internas.

Donald Trump sale de los tribunales de Manhattan (Foto: Reuters)
Donald Trump sale de los tribunales de Manhattan (Foto: Reuters)Por: REUTERS

Otra incógnita es si Trump podrá votar en las elecciones. La respuesta es ambigua: probablemente no. Si cumple prisión efectiva o bajo arresto domiciliario, no podrá ejercer su derecho a sufragar. El expresidente está registrado en Florida. Generalmente, en ese estado los reos pierden ese derecho constitucional. Si cambia su domicilio a Nueva York, donde las leyes son más permisivas, podría ser habilitado si se encuentra bajo libertad condicional.

Pero el caso más extremo se daría con Trump en prisión. Sin posibilidad de hacer campaña, pero bajo la custodia del servicio secreto en su calidad de expresidente, esperaría el resultado en su celda. Y en caso de ganar, Estados Unidos tendría a su primer presidente reo de su historia, algo que no tiene antecedentes en el mundo. “En la práctica, escribió The New York Times, la elección de un presidente preso crearía una crisis jurídica que casi con toda seguridad tendrían que resolver los tribunales”.

En su análisis, el diario neoyorquino fue más allá: “En teoría, Trump podría ser despojado de su autoridad en virtud de la Vigésima Quinta Enmienda, que establece un proceso para transferir la autoridad al vicepresidente si el presidente es “incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”. Pero eso requeriría que el vicepresidente y una mayoría del Gabinete declararan a Trump incapaz de cumplir con sus obligaciones, una perspectiva remota dado que se trataría de leales designados por el propio Trump”.

En ese marco, podría presentar una demanda para su liberación con el argumento de que su encarcelamiento le impide cumplir sus obligaciones constitucionales como presidente. O que el gobernador de Nueva York, donde ocurrieron los delitos por los que fue condenado, lo indulte o conmute su sentencia. La Corte Suprema tendría aquí la última palabra. Otra posibilidad es que un fiscal general nombrado por Trump retire los cargos y de por terminados los casos federales.

“Todas las preguntas que nos venimos haciendo en las últimas semanas se convirtieron en realidad”, resumió Alvarado.

LO QUE TE PERDISTE

CORRUPCION

En Resistencia, la capital de la provincia de Chaco, los ciudadanos se enfrentan a una realidad desoladora. La ciudad, que en algún momento fue...

Opinión

Este viernes el gobernador Leandro Zdero decidió tomar posición a favor de la represión policial que tuvo lugar durante la manifestación del 12 de...

NOTICIAS

"Estamos trabajando con abandono de persona que son las evidencias fuertes que tenemos, pero no descartamos otras hipótesis. Es una investigación amplia y compleja",...

Deportes

El DT comienza a definir el equipo titular para enfrentar a Canadá el jueves desde las 21 por el Grupo A.