Connect with us

Hi, what are you looking for?

NOTICIAS

A su hija le dolía la cabeza y pensó que era porque tomaba poca agua, pero el diagnóstico fue devastador

Una madre contó la terrible experiencia que tuvo durante más de 30 visitas al hospital y exigió mejores regulaciones para los pacientes que sufren condiciones similares.

Durante el verano de 2020, Tia Gordon, una nena británica de 11 años, comenzó a tener dolores de cabeza recurrentes y si bien al principio su mamá, Imogen, solo creyó que era porque tomaba poca cantidad de agua, empeoró con el correr de los días.

Lo extraño, y lo que no terminaba de encender sus alarmas, era que la chica sólo se enfermaba por algunos días y luego volvía a estar bien. Más allá de eso, la llevó al médico en varias ocasiones y recibió muchas versiones de lo que podría tener su hija.

En un principio, le dijeron que se trataba de un virus estomacal aunque, después de un año de consultas, el diagnóstico pasó a ser que Tia sufría migraña, por lo que le dieron un medicamento. Sin embargo, los síntomas continuaron y eran cada vez peor.

“Durante más de tres años, la llevé a los médicos, le negaron resonancias, se negaron a atenderla por guardia pediátrica, fui a Urgencias, le cambiaron los lentes cuatro veces, le dieron medicación y tenía un consultor, pero fue necesario que no pudiera caminar para recibir la atención que necesitaba”, expresó Imogen en declaraciones a The Sun.

Los médicos tardaron cuatro años en diagnosticar a la nena y hoy sufre las consecuencias. (Foto: The Sun)
Los médicos tardaron cuatro años en diagnosticar a la nena y hoy sufre las consecuencias. (Foto: The Sun)

En los meses previos al último diagnóstico, la mujer y su hija fueron al hospital más de 10 veces, aunque siempre con la decepción de que no le dijeran exactamente lo que tenía. Todo cambió cuando Tia comenzó a tener nuevos síntomas: “Se estaba sosteniendo el cuello de manera extraña, así que le pusimos un poco de calor, las cosas normales. Y luego le pasó por mucho tiempo y pensé: ‘Si tenés rigidez en el cuello, no te va a pasar durante semanas’, así que la llevé a los médicos y me dijeron: ‘Solo tiene rigidez en el cuello’ por dormir sobre él, sólo necesita mover más el cuello’”, relató la madre.

A pesar de que las mandaron a su casa sin una respuesta concreta, un día Tia comenzó a tener vómitosmareos desorientación. Rápidamente, la internaron y, luego de ser sometida a una resonancia, los especialistas descubrieron que tenía un tumor cerebral. “Fue un día bastante horrible, aunque después de una cirugía que duró 10 horas lograron extirpar el 96 por ciento”, contó Imogen.

Los médicos lograron extirparle el tumor a Tia y ahora deben controlarla cada tres meses durante cinco años. (Foto: The Sun)
Los médicos lograron extirparle el tumor a Tia y ahora deben controlarla cada tres meses durante cinco años. (Foto: The Sun)

Si bien lograron salvar a la chica, aún no se encuentra fuera de peligro ya que tiene que hacerse controles cada tres meses durante cinco años y aún sufre algunos efectos secundarios, como cansancio y dolores de cabeza. “Lamentablemente, esto es algo que pasa muy seguido. Para muchos pacientes con tumores cerebrales lleva demasiado tiempo ser diagnosticados, y esta es una de las razones por las que solicitamos una estrategia nacional sobre tumores cerebrales”, concluyó la mujer.

LO QUE TE PERDISTE

Politica

El dirigente social denunció a Pettvoello en la Justicia por retener comida en Tafí Viejo y Villa Martelli.

Mundo

En la playa de Cannon Beach, bañistas se encontraron con una sorprendente criatura marina de aguas profundas

CHICA HOT

La panelista eligió un audaz conjunto de corset y maxifalda de satén y causó revuelo en las redes sociales.

MODA

Asesorada por Max Jara, se dejó cautivar por la propuesta del estilista y apostó a lucir el pelo en el color de moda.