Connect with us

Hi, what are you looking for?

Chaco Prensa

Mundo

El FBI descubrió que los equipos de fabricación china de Huawei podrían interrumpir las comunicaciones del arsenal nuclear de EEUU

La investigación reveló el peligroso poder de los routers y cámaras colocados en las torres de telefonía móvil cercanas a las bases militares más secretas del país

El FBI y otras agencias federales llevan años enfocados en tareas de contrainteligencia para frenar la dramática escalada de espionaje chino en suelo estadounidense durante la última década.

Desde al menos 2017, los funcionarios federales han investigado la compra de terrenos chinos cerca de infraestructuras críticas, han cerrado un consulado regional de alto perfil que el gobierno estadounidense consideraba un semillero de espías chinos y han bloqueado lo que consideraban claros esfuerzos para colocar dispositivos de escucha cerca de instalaciones militares y gubernamentales sensibles.

Según detalla la cadena CNNuna de las cosas más alarmantes que descubrió el FBI tiene que ver con los equipos de fabricación china de Huawei colocados en las torres de telefonía móvil cercanas a las bases militares estadounidenses en la zona rural del Medio Oeste.

Según múltiples fuentes familiarizadas con el asunto, el FBI determinó que esos equipos eran capaces de capturar e interrumpir las comunicaciones altamente restringidas del Departamento de Defensa, incluidas las utilizadas por el Comando Estratégico de Estados Unidos, que supervisa las armas nucleares del país.

Aunque la preocupación general por los equipos de Huawei cerca de las instalaciones militares de EEUU es bien conocida, nunca se había informado de la existencia de esta investigación ni de sus conclusiones. Sus orígenes se remontan al menos a la administración Obama y fue detallada a la cadena norteamericana por más de una docena de fuentes, incluyendo funcionarios de seguridad nacional actuales y anteriores, todos los cuales hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar públicamente.

De acuerdo con las múltiples fuentes familiarizadas con la investigación, no hay duda de que el equipo de Huawei tiene la capacidad de interceptar no sólo el tráfico celular comercial, sino también las ondas altamente restringidas utilizadas por los militares e interrumpir las comunicaciones críticas del Comando Estratégico de Estados Unidos, dando al gobierno chino una ventana potencial al arsenal nuclear de Estados Unidos.

Esta investigación era tan secreta y sensible, afirma CNN, que algunos responsables políticos de alto nivel de la Casa Blanca y de otras instancias del gobierno no fueron informados de su existencia hasta 2019. En septiembre de ese año, la Comisión Federal de Comunicaciones puso en marcha una norma que prohibía efectivamente a las pequeñas empresas de telecomunicaciones el uso de Huawei y algunas otras marcas de equipos de fabricación china. “La existencia de la investigación en los niveles más altos convirtió a algunas palomas en halcones”, ironizó un ex funcionario estadounidense consultado por ña cadena.

En 2020, el Congreso aprobó 1.900 millones de dólares para eliminar la tecnología celular de fabricación china de Huawei y ZTE en amplias franjas del país. Sin embargo, dos años después, ninguno de esos equipos ha sido retirado y las empresas de telecomunicaciones rurales siguen esperando el dinero del reembolso federal.

Tras su llegada a la Casa Blanca, Biden ordenó al Departamento de Comercio que abriera su propia investigación sobre Huawei para determinar si era necesario tomar medidas más urgentes para expulsar al proveedor de tecnología chino de las redes de telecomunicaciones de EEUU.

Entre las preocupaciones que señalaron los funcionarios de seguridad nacional se destaca la comunicación externa de los equipos de Huawei que se produce cuando se actualiza el software. Creen que esa brecha es aprovechada por el gobierno chino.

El FBI abre una nueva investigación de contrainteligencia de China cada 12 horas (Reuters)El FBI abre una nueva investigación de contrainteligencia de China cada 12 horas (Reuters)

Dependiendo de lo que descubra el Departamento de Comercio, las compañías de telecomunicaciones estadounidenses podrían verse obligadas a retirar rápidamente los equipos de Huawei o enfrentarse a multas u otras sanciones.

La amenaza es tal que este mes, el Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad de EEUU emitió una advertencia a las empresas estadounidenses y a los gobiernos locales y estatales sobre lo que, según dice, son esfuerzos encubiertos de China para manipularlos con el fin de influir en la política estadounidense.

Y el director del FBI, Christopher Wray, acaba de viajar a Londres para celebrar una reunión conjunta con altos cargos de las fuerzas del orden británicas para llamar la atención sobre las amenazas chinas.

El FBI, de hecho, abre una nueva investigación de contrainteligencia de China cada 12 horas. “Eso es probablemente unas 2.000 investigaciones más o menos”, dijo Wray a la CNN. “Y eso sin hablar de sus robos cibernéticos, donde tienen un programa de hacking más grande que el de cualquier otra nación importante combinada, y han robado más datos personales y corporativos de los estadounidenses que cualquier nación combinada”.

Tecnología china sembrada en EEUU

En su investigación, el FBI halló un patrón inquietante a lo largo de tramos de la Interestatal 25 en Colorado y Montana, y en arterias hacia Nebraska. Este corredor, muy transitado, conecta algunas de las instalaciones militares más secretas de Estados Unidos, incluido un archipiélago de silos de misiles nucleares.

Durante años, los pequeños proveedores de telecomunicaciones rurales han instalado routers más baratos, fabricados en China, y otras tecnologías sobre las torres de telefonía móvil a lo largo de la I-25 y en otros lugares de la región. En gran parte de estas franjas escasamente pobladas del oeste, estos pequeños operadores son la única opción de cobertura celular. Y muchos de ellos han recurrido a Huawei en busca de equipos más baratos y fiables.

El director del FBI, Christopher Wray, en el Departamento de Justicia en Washington, Estados Unidos, el 6 de abril de 2022. REUTERS/Elizabeth FrantzEl director del FBI, Christopher Wray, en el Departamento de Justicia en Washington, Estados Unidos, el 6 de abril de 2022. REUTERS/Elizabeth Frantz

A finales de 2011, Viaero, el mayor proveedor regional de la zona, firmó un contrato con Huawei para que le proporcionara los equipos para su actualización a 3G. Una década más tarde, tiene tecnología de Huawei instalada en toda su flota de torres, unas 1.000 repartidas por cinco estados del oeste.

Cuando los equipos de Huawei empezaron a proliferar cerca de las bases militares estadounidenses, los investigadores federales empezaron a tomar nota, según dijeron a la CNN fuentes familiarizadas con el asunto. Lo que más preocupaba era que Huawei estaba vendiendo habitualmente equipos baratos a proveedores rurales en casos que parecían no ser rentables para Huawei, pero que situaban sus equipos cerca de activos militares.

Con ese dato en relieve, comenzaron a “examinar a Huawei más desde un punto de vista comercial/financiero”, explicó John Lenkart, ex agente principal del FBI centrado en cuestiones de contrainteligencia relacionadas con China. Los funcionarios estudiaron dónde se concentraban los esfuerzos de venta de Huawei y buscaron acuerdos que “no tenían sentido desde la perspectiva del retorno de la inversión”, dijo Lenkart.

“Se descubrieron muchas preocupaciones de contrainteligencia basadas en” esas búsquedas, dijo Lenkart.

Al examinar los propios equipos de Huawei, los investigadores del FBI determinaron que podían reconocer e interrumpir las comunicaciones del espectro del Departamento de Defensa, a pesar de que habían sido certificados por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

“No es técnicamente difícil fabricar un dispositivo que cumpla con la FCC y que escuche las bandas no públicas, pero que luego esté tranquilamente esperando algún disparador de activación para escuchar otras bandas”, dijo Eduardo Rojas, que dirige el laboratorio de espectro radioeléctrico de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle en Florida. “Técnicamente, es factible”.

Pero, además, hallaron otra gran preocupación a lo largo de la Interestatal 25: en 2014, Viaero comenzó a montar cámaras de vigilancia de alta definición en sus torres para transmitir en vivo el clima y el tráfico, un servicio público que compartió con las organizaciones de noticias locales.

Con docenas de cámaras colocadas a lo largo de la I-25, las cámaras proporcionaban una vista de pájaro de 24 horas al día sobre el tráfico y el clima entrante, incluso proporcionando una advertencia anticipada de los tornados.  Pero también captaban inadvertidamente el movimiento del equipo y el personal militar de Estados Unidos, dando a Pekín -o a cualquiera- la posibilidad de seguir el patrón de actividad entre una serie de instalaciones militares estrechamente vigiladas.

La comunidad de inteligencia determinó que las transmisiones en directo publicadas estaban siendo vistas y probablemente captadas desde China.

Es más, creen que es posible que el servicio de inteligencia de Pekín “dirigiera” las cámaras, es decir, que pirateara la red y controlara hacia dónde apuntaban. Al menos algunas de las cámaras en cuestión funcionaban con redes de Huawei.

En el momento en que la investigación de la I-25 fue informada a la Casa Blanca en 2019, los funcionarios de contrainteligencia comienzan a buscar otros lugares donde las empresas chinas podrían estar comprando tierras u ofreciendo desarrollar un pedazo de propiedad municipal, como un parque o una antigua fábrica, a veces como parte de un acuerdo de “ciudad hermana”.

Los funcionarios federales también se alarmaron por lo que las fuentes describieron como una serie de actividades de espionaje e influencia en Houston y, en 2020, cerraron el consulado chino allí.

También Te Puede Interesar

Espectáculos

En las redes sociales, la humorista compartió con sus seguidores un paso más en la evolución de su pareja con el mendocino

Deportes

Los amantes del deporte motor podrán disfrutar este sábado 13 y domingo 14 de agosto de la 2da. fecha de la Copa Ciudad en...

InfoMOTOR

Las 275 unidades que se fabricarán ya están vendidas.

Espectáculos

Al conductor de Nosotros a la Mañana no le gustó la actitud de Eduardo Belliboni, del Polo Obrero