Connect with us

Hi, what are you looking for?

Chaco Prensa

Sociedad

Guardianes del Iberá: el equipo que trabaja para que los yaguaretés vuelvan a poblar Corrientes

San Alonso es una isla en el medio del Parque Nacional en donde la Fundación Rewilding tiene el programa de reintroducción de animales en peligro de extinción.

En Corrientes los yaguaretés están extintos hace 70 años. En toda la Argentina quedan entre 150 y 200. La caza ilegal y el daño sobre su ecosistema, lograron que este animal emblema del país sea una especie en peligro crítico de extinción.

Sin embargo, en San Alonso, una isla en medio del Parque Nacional Iberá, existe un paraíso de yaguaretés en donde esta semana nacieron dos cachorros. Allí, un grupo de expertos y voluntarios de la Fundación Rewilding Argentina trabaja día y noche para que en algún momento estos felinos vuelvan a poblar la provincia. TN viajó hasta San Alonso para contar la labor de estos guardianes del Iberá.

Para llegar a San Alonso hay que hacer una recorrida por la laguna de 20 minutos, partiendo desde el portal San Nicolás en Iberá. Foto: Dante Vallejos/TN
Para llegar a San Alonso hay que hacer una recorrida por la laguna de 20 minutos, partiendo desde el portal San Nicolás en Iberá. Foto: Dante Vallejos/TN

El viaje a San Alonso dura apenas 20 minutos en lancha desde el portal San Nicolás del Parque Nacional Iberá. En el casco de la estancia hay una pequeña hostería en donde funciona un comedor común, algunas habitaciones y baños. También hay cabañas privadas en donde viven los empleados durante 23 días de corrido al mes (descansan 8) y un pequeño hangar para avioneta. Este espacio fue crucial durante la sequía que derivó en incendios este verano.

Toda la construcción es de madera oscura y pulida con techo de chapa. Podría ser el casco de cualquier estancia de la pampa argentina.

De hecho, funcionó como una estancia ganadera hasta mediados de los ‘90. En ese entonces la adquirieron los filántropos Douglas y Kristine Tompkins y lo convirtieron en el corazón del proyecto de conservación del Iberá que desde el 2010 lleva adelante la Fundación Rewilding Argentina, heredera de la fundación de los Tompkins.

Parte del casco de la isla San Alonso. Foto: Nicolás González
Parte del casco de la isla San Alonso. Foto: Nicolás González

En San Alonso funcionan dos programas centrales para la restauración del ecosistema correntino: el de reintroducción de nutrias gigantes y el de yaguaretés, activo desde el 2015.

“El objetivo final del proyecto es tener el ecosistema del Iberá completo, con toda su fauna y su flora”, explica Pablo Cabrera, responsable del monitoreo de las especies reintroducidas en San Alonso. Llegó en 2017 como voluntario al proyecto.

“Yo me siento como en mi casa acá. Necesito estar en la naturaleza, me encanta los animales, desde chiquito. Es muy inexplicable lo que vivimos acá, es muy emocionante”. Mientras habla, Pablo termina de llenar un balde de plástico con trozos de chancho cimarrón. Es una especie invasora en el Iberá y será el alimento del día de Malú, una yaguareté en cautiverio en San Alonso.

El corral en donde vive Malú, la única yaguareté en cautiverio actualmente en San Alonso. Foto: Nicolás González/TN
El corral en donde vive Malú, la única yaguareté en cautiverio actualmente en San Alonso. Foto: Nicolás González/TN

Una parte del equipo de la fundación, en un trabajo conjunto con Parques Nacionales y la provincia de Corrientes, se ocupa de conseguir ejemplares de estos felinos en el país y en el mundo. Muchos son rescatados de redes de tráfico o de espacios de explotación como zoológicos y otros son donados.

Cuando los animales llegan a la provincia permanecen en una cuarentena en alguno de los dos centros de conservación de Corrientes para analizarlos antes de llevarlos a San Alonso, al Centro de Reintroducción de Yaguareté.

Una vez allí, estos felinos van pasando por una serie de amplios corrales para lograr la reproducción y reintroducción.

Florencia Ivanissevich es bióloga y oriunda de Buenos Aires. A principio de año ingresó como voluntaria al programa. Su trabajo, que arranca temprano a la mañana, consiste en ayudar a alimentar diariamente a Malú, también hacer mantenimiento de los corrales y monitorear a los otros yaguaretés que están en libertad.

Una de las yaguaretés de San Alonso mientras recibe alimento. Tiene un collar para su monitoreo constante. Foto: Nicolás González/TN
Una de las yaguaretés de San Alonso mientras recibe alimento. Tiene un collar para su monitoreo constante. Foto: Nicolás González/TN

“El yaguareté es un depredador tope y cuando se reintroduce en el ambiente fortalece el ecosistema. Tiene un efecto también sobre la flora y hace que el ambiente se recupere más rápido. Fijate cómo se pudo regenerar todo después de los incendios”, cuenta Florencia.

El recorrido hacia los corrales no dura más de dos minutos en camioneta. Pablo baja con el balde con cerdo en la mano y hace sonar un silbato que lleva atado al cuello. Es para acostumbrar a Malú y que identifique la hora de comer con ese sonido.

La yaguareté es arisca y al principio no se acerca. Ella llegó de un centro de conservación en Uruguay hace apenas unos meses. Como siempre vivió en cautiverio, nunca podrá vivir en libertad en San Alonso. Pero sí sus crías, cuando las tenga.

Uno de los yaguaretés que vive dentro de la Isla lleva a su cría. Foto: Rewilding
Uno de los yaguaretés que vive dentro de la Isla lleva a su cría. Foto: Rewilding

De a poco, Malú se deja convencer por la promesa de comida fresca y se acerca a un “área de manejo”, un espacio más pequeño dentro de su amplio corral. Allí, Pablo la alimenta de a poco, pasándole trozos de carne con una pinza larga a través de la reja. Esto da tiempo para que puedan revisarla.

Puede llevar hasta dos años que una hembra entre en celo y quede preñada. Cuando esto ocurre, pasa a un corral más grande, de 1,5 hectáreas, para transitar su gestación y también el primer año de vida de sus crías. En ese lugar, los encargados del proyecto liberarán carpinchos y chanchos para que la madre le enseñe a cazar a sus cachorros.

Pablo Cabrera junto al equipo de Rewilding sosteniendo un oso hormiguero, otro de los proyectos de la fundación. Foto: Rewilding
Pablo Cabrera junto al equipo de Rewilding sosteniendo un oso hormiguero, otro de los proyectos de la fundación. Foto: Rewilding

Cuando pueden valerse por si mismos pasan a un área de 30 hectáreas para un chequeo final y luego salen en libertad en San Alonso, con un monitoreo constante de forma satelital a través de collares con GPS pero sin entrar en contacto con humanos. Un equipo revisa a diario lo que comen y sus desechos para asegurarse de que se están alimentando de forma correcta

Hasta ahora, con estos nuevos cachorros que nacieron, hay 10 yaguaretés en libertad, viviendo en estado silvestre como antes de que desaparecieran. Mientras más avance el proyecto, más terreno recuperarán estos grandes felinos, vitales para el ambiente.

En paralelo, en San Alonso funciona también el proyecto de reintroducción de nutrias gigantes, que también son depredadores tope pero del agua.

Una nutria en uno de sus corrales, estancia previa a ser liberadas. Foto: Nicolás González/TN
Una nutria en uno de sus corrales, estancia previa a ser liberadas. Foto: Nicolás González/TN

A diferencia de los yaguaretés, las nutrias (todas llegadas del exterior) sí pueden liberarse pese a haber sido criadas en cautiverio porque se mueven en manada. Su función en el ambiente es la misma: fortalecer el ecosistema y recuperar la resiliencia del lugar.

“Es increíble el trabajo que se hace acá”, asegura Florencia. “Es otro ritmo y te cambia la cabeza. Hacemos patria de una forma distinta”.

También Te Puede Interesar

Politica

Ignacio Torres es el senador más joven de la historia y candidato puesto para pelear la gobernación de Chubut por Juntos. Cree que Larreta...

Politica

Hay proyectos presentados por todas las fuerzas y legisladores cercanos a los cleros se oponen. ¿Nueva disputa entre verdes y celestes?

Mundo

Textos violentos y convocando a una rebelión coparon Social Truth. Sentimientos de ese tipo también se extendieron a otras plataformas: solo en Twitter, los...

Espectáculos

Se consagró a mediados de los 90 con el guión que escribió junto a su amigo de la infancia Matt Damon y sostuvo una...