Connect with us

Hi, what are you looking for?

Chaco Prensa

Sociedad

Que es el ORBITING y como identicarlo?

¿Has oído hablar del ghosting? Muy probablemente estés familiarizado con ese término: el fenómeno que consiste en, simplemente, desaparecer sin dejar rastros ni mediar ningún tipo de intercambio comunicativo, para salirte de una relación en la que ya no quieres estar.

Quizás te ha sucedido, o conoces a alguien a quien le ha pasado, y sabrás que el ghosting deja severas consecuencias para la persona a quien han dejado. Imagínate que alguien en quien confiabas, de la nada, se va. Tu autoestima, confianza en ti mismo y en los demás resultarán dañadas. Bueno, el orbiting viene a ubicarse en esta línea.

Las redes sociales han facilitado a sobremanera la comunicación interpersonal. Hoy en día nos es posible conversar con personas que se encuentran a kilómetros de distancia, ver lo que los demás hacen en tiempo real, compartir imágenes de eventos importantes con otros prácticamente al instante. Sin embargo, también nos han complicado, generando mayores posibilidades de control, y favoreciendo vínculos de dependencia.

El orbiting viene de la mano del ghosting y de la implicación de las redes sociales. Si quieres saber de qué va este fenómeno, entonces quédate aquí.

¿A qué se conoce actualmente como orbiting?

El orbiting, es un fenómeno muy cercano al ghosting, solo que se da en contextos diferentes. Sucede cuando, en una relación interpersonal, una de las partes decide dejar de tener contacto íntimo con la otra, pero, sin desaparecer como cuando se produce un “ghosteo”.

Para entenderlo en términos más sencillos, el orbiting sucede cuando se produce una ruptura. Dos personas dejan de hablarse, de intercambiar mensajes, de llamarse. Sin embargo, en este fenómeno, las partes implicadas en la ruptura no dejan de seguirse en redes sociales y, a través de ellas, sigue habiendo interacciones.

Un “me gusta” por aquí, un “reposteo” por allí. En el orbiting las personas dejan de tener explícitamente una relación. Pero, de manera implícita, el contacto sigue allí. Se siguen “orbitando” mutuamente, viéndose las historias que comparten, el contenido que suben, aquello que escriben.

Crees que así realmente ha terminado la relación? Y este fenómeno no es exclusivo de relaciones amorosas, amistades también pueden orbitar luego de una pelea o ruptura, generando consecuencias de igual seriedad.

Retomando lo expresado previamente, fenómenos como el orbiting permiten evidenciar que, si bien las redes sociales nos han colmado de ventajas, también plantean algunas consecuencias para los usuarios. Este fenómeno no se libra de tenerlas sobre las personas implicadas en la ruptura.

El orbiting es un gris, ni un blanco ni un negro, un punto intermedio. ¿Sigues en contacto con aquella persona, o ya no? ¿Realmente te hace bien seguir viendo sus publicaciones en redes? Si algo queda claro, es que en las situaciones en que se produce orbiting, no hay límites bien establecidos.

Principales consecuencias

El orbiting acaba por dejar consecuencias, eso es evidente. Cuando los límites no están trazados con claridad, y seguimos de una forma u otra en contacto con personas que nos han herido, las cosas se complican. En estos casos, el que se ve afectado es el orbitado, a quien su examigo, amiga o pareja sigue en redes sociales.

El orbitado, sabe que la persona con la que rompió un vínculo ve aquello que hace en redes. La principal consecuencia que normalmente afrontan es aferrarse a la esperanza de que la relación podrá remontarse. La realidad es que, en estos casos, lo más probable es que la otra persona lo siga solo para saber de su vida, pero sin interés alguno en remontar la relación.

Finalmente, en algún momento, el orbitado caerá en cuenta de que las cosas no volverán a ser lo que eran, la decepción será grande y esto probablemente le genere angustia en grandes cantidades.

Además, el hecho de seguir a una persona que aún nos importa luego de una ruptura, puede llegar a crear la “necesidad” de revisar sus perfiles en redes contantemente. Esto puede generar una dependencia y hasta obsesión respecto a saber qué hace o deja de hacer la otra persona. 

Las víctimas de orbiting, se vuelven emocionalmente dependientes de las personas que rompieron con ellos. Tenerlos “orbitando” alrededor, les da esperanzas cuando, no hay nada que esperar. Su bienestar depende de ver lo que la otra persona hace en redes o deja de hacer, y su angustia es muy grande cuando ven algo que hubieran no deseado ver, por ejemplo, que su expareja a quien esperaban tenga ahora una pareja nueva.

Como ves, el orbiting puede llegar a ser muy cruel. La dependencia emocional es difícil de romper. Por ello, poner límites es crucial. Ellos te ahorrarán malestares emocionales.

¿Y si me sucede?

Sabiendo lo que implica el orbiting y sus consecuencias, seguramente te estés preguntando de qué forma podrías proceder en caso de quedar inmerso en una situación semejante. Pues bien, de eso hablaremos ahora.

Si acaso en algún momento eres víctima de orbiting, algunas de las medidas que puedes tomar son:

  • Habla con la otra persona. Pregúntale cuáles son sus intenciones. Esta situación podría ser un poco incómoda, pero será la única manera de dejar las cosas claras desde un inicio, en lugar de esperar y esperar sin obtener respuestas.
  • Toma distancia. A veces, decir adiós es necesario. Dejar de seguir a la otra persona, eliminarla de tus seguidores, podría ser una decisión sana. Harás el duelo por la pérdida una sola vez, en lugar de estar pendiente de sus movimientos y acciones.
  • Acepta la pérdida. Una interacción a través de un “me gusta” o que visualicen tu historia, no es señal de nada, es decir, no implica que la otra persona quiere recuperar la relación. Aceptarlo será importante para que puedas seguir adelante, sin depender de lo que hacen los demás.
  • Escucha otras opiniones. Cuéntale la situación a un amigo o amiga, a alguien en quien confíes. Te darán una visión más objetiva de los hechos y ayudarán a abrir los ojos.

Espero que este artículo te haya ayudado a comprender la seriedad del fenómeno del orbiting y el daño que puede llegar a generar. Como verás, en ocasiones, poner límites y aceptar el fin de una relación te ahorrará angustia y malestar. Las redes sociales son de gran ventaja, pero también aparejan otras problemáticas como esta.

También Te Puede Interesar

Politica

Ignacio Torres es el senador más joven de la historia y candidato puesto para pelear la gobernación de Chubut por Juntos. Cree que Larreta...

Politica

Hay proyectos presentados por todas las fuerzas y legisladores cercanos a los cleros se oponen. ¿Nueva disputa entre verdes y celestes?

Mundo

Textos violentos y convocando a una rebelión coparon Social Truth. Sentimientos de ese tipo también se extendieron a otras plataformas: solo en Twitter, los...

Espectáculos

Se consagró a mediados de los 90 con el guión que escribió junto a su amigo de la infancia Matt Damon y sostuvo una...