Connect with us

Hi, what are you looking for?

Chaco Prensa

Politica

Fuerte malestar de un sector del PRO con Luis Juez

Lo acusan de boicotear la mesa provincial de Juntos por el Cambio y de meterse en las actividades del partido.

 Aunque no hay “evidencia científica” de que fue Luis Juez quien operó para desactivar las visitas de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta a Córdoba la semana pasada, cuando se hizo el plenario “federal” de la Fundación Pensar en esta provincia, para el sector del PRO que lidera el macrista Gustavo Santoz las “dudas de que fue él son más que razonables”.

“Fue una actitud poco comprensible”. “Si le importa tanto que Gustavo reciba a los dirigentes nacionales del PRO es porque Juez lo ve como un competidor directo para 2023”. “Lo que Juez hizo habla más de él que de Gustavo”. “Juez demostró lo que es Juntos por el Cambio para él”. El muestrario de reproches de distintos dirigentes amarillos consultados alcanza para graficar el malestar con el vencedor de las elecciones y ya anotado para la carrera a la Gobernación.

El cortocircuito aparece a dos semanas del triunfo de Juntos por el Cambio y a un año del inicio del proceso electoral en Córdoba: todo indica que Schiaretti mantendría la estrategia de despegar la elección provincial adelantando el calendario al primer semestre, por lo que la ley de convocatoria e elecciones debería ingresar a la Legislatura en diciembre de 2022.

El cortocircuito aparece a dos semanas del triunfo de Juntos por el Cambio y a un año del inicio del proceso electoral en Córdoba: todo indica que Schiaretti mantendría la estrategia de despegar la elección provincial adelantando el calendario al primer semestre del 2023.

El plan de Juez es que el “Cambiemos federal” que pidió durante la campaña termine por habilitarle una silla en la Mesa Nacional de la coalición, como representante del interior. En ese camino ya lanzó con Rogelio Frigerio y Carolina Losada un sub bloque “Región Centro”, con agenda propia. En ese marco, que “Santos haga músculo” no es coincidente con el resultado electoral, entienden los juecistas, quienes no se atribuyen haber desactivado el plenario nacional del PRO.

“Se metió en un partido que no es el suyo, pisó los límites de la coalición”, dice un legislador del PRO que está enojadísimo con Juez, a quien acusa de romper los acuerdos internos: “Es como si el PRO boicoteara una actividad de la Alem o de la Arendt”, dice en relación a las fundaciones de la UCR y la Coalición Cívica, respectivamente.

“Es un signo de la inseguridad permanente de Juez: él parece seguro hacia afuera, pero hacia adentro desconfía de todos, por eso no se arma la mesa provincial de Juntos por el Cambio”, agrega otro dirigente del PRO de la ciudad de Córdoba.

La teleconferencia de Macri en el plenario de la Fundación Pensar en Córdoba.

 

 

La conformación de la mesa provincial de la coalición es una de las deudas institucionales: sólo Gregorio Hernández Maqueda, presidente de la Coalición Cívica, reclama su constitución con vehemencia. “La institucionalización de Juntos por el Cambio en Córdoba, por la que peleamos desde hace años, es materia pendiente. Sería bueno que antes que ‘pelear espacios nacionales’, importantes dirigentes se comprometan con este objetivo central para disputar el poder al PJ en 2023”, reprochó públicamente el delegado de Lilita. Juez fue uno de los apuntados.

“Juez cree que los votos son de él, pero la matemática no miente: el resultado de noviembre condice con la suma de las cuatro listas que participamos en las Paso”, agrega el legislador amarillo consultado.

A diferencia del radicalismo, que también se partió en las PASO pero el resultado ordenó la interna con el triunfo aplastante de Rodrigo de Loredo sobre Mario Negri, en el PRO de Córdoba no hay un liderazgo claro.

En la interna, Juez contó con el aval de Bullrich, quien le abrió la banca en el Senado a Carmen Álvarez Rivero, recién arribada al PRO y sin experiencia en la función pública. En la PASO, junto a Juez permanecieron Laura Rodríguez Machado, Héctor Baldassi y Oscar Agost Carreño.

Con el aval de Macri, en la otra vereda amarilla estuvieron Santos, la diputada nacional Soher El Sukaria.

A diferencia del radicalismo, que también se partió en las PASO pero el resultado ordenó la interna con el triunfo aplastante de Rodrigo de Loredo sobre Mario Negri, en el PRO no hay un liderazgo claro. Al menos hacia los otros partidos. De hecho, cerca de Juez se preguntan: “¿Con quién hablamos en el PRO Córdoba? Hay que ir a negociar con los jefes en Buenos Aires”.

También Te Puede Interesar

CORRUPCION

Una de las provincias más pobres de Argentina es Chaco con un 51,9% de su población en ese estado en el Gran Resistencia, aumentó...

CHICA HOT

Llegó el verano y la modelo lo sabe, es por eso que comenzó a promocionar su nueva línea de trajes de baño que se...

Sociedad

Un frente frío ingresó el sábado desde el sur argentino, y avanza por la zona central, provocó un marcado descenso de marcas térmicas, lluvias...

NOTICIAS

Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH), representados por su Secretaria General, Lic. Ramona López, remitieron una...

Chaco Prensa