Connect with us

Hi, what are you looking for?

Chaco Prensa

Politica

En el kirchnerismo creen que Béliz frena las inversiones de China y Rusia por pedido de Estados Unidos

El asesor del Presidente mantiene además línea directa con la presidente del Banco Santander, Ana Botin, también cercana a Estados Unidos. Le atribuyen el freno a inversiones chinas y rusas en infraestructura y energía.

Gustavo Béliz es visto por el kirchnerismo como el hombre que defiende los intereses permanentes de Estados Unidos en el gobierno de Alberto Fernández. Si bien el lugar que ocupa Argentina en la disputa geopolítica entre China y la potencia del norte es periférico, los recursos naturales y las condiciones favorables que ofrece el país en sectores estratégicos como la energía, le dan relevancia.

Se trata de una pulseada que en la Argentina tiene un correlato inmediato en el frente financiero como dejó expuesta el préstamo extraodinario que el FMI le dio a Macri empujado por Donald Trump, interesado en ayudarlo a conseguir su reelección. No por casualidad, Beliz desde su Secretaría de Asuntos Estratégicos, se encargo de concentrar el manejo de todos los prestamos internacionales que recibe el país.

En el kirchnerismo recuerdan que Beliz tiene una relación histórica con el Opus Dei y es cercano a Ana Botín, la presidenta del Santander. El banco español es de los pocos de ese país que opera en Estados Unidos y es un actor de peso en el juego financiero de la energía verde que propone e impulsa el gobierno de Biden.

Al concentrar todos los temas de financiamiento internacional, Béliz le puso en los hechos un filtro final a todos los proyectos de infraestructura con recursos del exterior. Un poder de veto formidable que el principal asesor de Alberto Fernández ha ejercido sin timidez y siempre en un mismo sentido: bloquear las iniciativas -públicas o privadas- con fondeo chino o ruso, subrayan desde el kirchnerismo.

 

El argumento tiene sus antecedentes. Tal vez el caso más emblemático sea el de las represas de Santa Cruz. El complejo hidroeléctrico Kirchner-Cepernic, depende de la firma de una adenda al contrato original que destrabe el comprometido financiamiento chino. La decisión lleva demorada más de dos años.

No es un tema menor. Se trata de la obra de generación hidroeléctrica más grande del país. Se estima que de concretarse aumentará en un 15% la generación y será el tercer complejo en importancia, detrás de Yacyretá y Salto Grande. La inversión total se aproxima a los 5.000 millones de dólares.

Cristina Kirchner en una reciente visita al predio donde deberían construirse las represas de Santa Cruz.

“El financiamiento está garantizado, falta que el gobierno re adecúe los contratos para que envíen los fondos. Si todavía no lo hizo es porque hay funcionarios alineados con la política de Estados Unidos que no quieren a China”, afirmó a LPO una fuente al tanto de las negociaciones, en obvia referencia a Beliz.

“Estados Unidos puso a trabajar 16 agencias de inteligencia sobre todos los contratos de inversión de China en la región y tiene funcionarios afines en todos los países”, agregó la fuente.

Una situación similar se da en la construcción de los gasoductos que anunció el Gobierno, en especial el de Vaca Muerta, una obra crucial para detonar la exportación de hidrocarburos, hoy trabada por la falta de infraestructura para sacar el gas del yacimiento neuquino.

 

Alberto Fernández acaba de firmar un decreto de ampliación presupuestaria para iniciar esa obra estartégica con recursos del Tesoro, a pesar de que existe un memorándun de entendimiento con los bancos estatales chinos para financiar la obra y pese a que ya tenían en proceso el plan de estudio para su ejecución.”Llama la atención que hayan frenado el financiamiento externo para los gasoductos y decidido reasignar una partida millonaria para pagar cash con fondos del Tesoro el primer tramo completo del proyecto”, afirmó a LPO un a fuente al tanto de la obra.

La figura de Béliz aparece detrás del freno a proyectos que tenían financiamiento chino como las represas de Santa Cruz, la autopista de Luján a La Pampa y el gasoducto de Vaca Muerta.

La fuente incluso destacó que esa modalidad para pagar una obra de infraestructura de esa dimensión: “No existe en otra parte del mundo. Todas las obras de infraestructura se financian, ninguna se paga así en el momento”, agregó la fuente.

Lo mismo sucedió con la oferta de la constructora china CCA, la más grande del mundo, de financiar con fondos de China las autopistas incluídas en el PPP que ganó durante el gobierno de Macri y el actual gobierno dio de baja. La firma estatal acercó una propuesta del Gobierno chino de aportar directamente 1.500 millones de dólares para construir la autopista de Luján a La Pampa. Luego que el ministro gabriel Katopodis demostrara interés en la propuesta, el tema pasó a la Secretaría de Béliz, donde lo dieron de baja con la excusa de incluirlo en un mega acuerdo de Estado a Estado con la potencia asiática, que nunca se concretó.

Hasta se menciona a Béliz como una voz que opinó en contra de la venta de Pampa Energía a la rusa Gazporm, de una parte de sus activos en Vaca Muerta. En este caso en el mercado lo atribuyen a un desinterés de los rusos por las restricciones a la repatriación de divisas que tiene la Argentina.

El presidente Joe Biden y Jake Sullivan.

Beliz acredita vínculos estrechos con los Estados Unidos, desde antes de exiliarse en ese país cuando pasó a trabajar en la burocracia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). A fines de octubre mantuvo un encuentro de trabajo con el consejero nacional de Seguridad de los Estados Unidos, Jake Sullivan, uno de los funcionarios más influyentes del presidente Biden. Durante esa visita oficial a Washington, Beliz trabajó con los banco multilaterales de desarrollo -el Banco Mundial y el BID- y anunció “un acuerdo de 2.000 millones de dólares para proyectos prioritarios de desarrollo”. No es posible exagerar el peso decisivo de los Estados Unidos en esos organismos multilaterales.

 

La relación estrecha de Beliz con Estados Unidos también quedó expuesta en la decisión presidencial de mandarlo a acompañar a Martín Guzman en todas las reuniones que mantuvo con el FMI desde el G20.

Pero en el kirchnerismo incluso detectaron otro jugador de peso global en esta disputa geopolítica. “Beliz es un hombre del Opus Dei, muy cercano a Ana Botín presidenta del Santander”.

La banquera visitó hace pocas semanas el país, en un viaje que mantuvo un poco usual perfil bajo. Santander es uno de los pocos bancos españoles que operan en Estados Unidos donde ha tenido un crecimiento muy importante en los últimos años.

“El Santander es un actor de peso en el juego financiero de la energía verde que propone e impulsa el gobierno de Biden”, agregó a LPO una fuente del mercado financiero.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

También Te Puede Interesar

CORRUPCION

Una de las provincias más pobres de Argentina es Chaco con un 51,9% de su población en ese estado en el Gran Resistencia, aumentó...

CHICA HOT

Llegó el verano y la modelo lo sabe, es por eso que comenzó a promocionar su nueva línea de trajes de baño que se...

Sociedad

Un frente frío ingresó el sábado desde el sur argentino, y avanza por la zona central, provocó un marcado descenso de marcas térmicas, lluvias...

NOTICIAS

Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH), representados por su Secretaria General, Lic. Ramona López, remitieron una...

Chaco Prensa