Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tecnología

La revuelta anti-filtros pone en jaque a las redes sociales y a los vanidosos digitales

La irrupción de una app que apuesta por fotografías auténticas reabre el debate: ¿la abundancia de efectos de belleza es perjudicial?

Una nueva red social prohíbe las selfies y los filtros que eliminan arrugas, afinan los contornos de la cara y borran manchitas de la piel. Gigantes de la escena tecnológica como Google y Snapchat manifestaron su preocupación por el avance de los retoques digitales, aunque esa inquietud sea pour la galerie. Una modelo impulsó una campaña anti-filtros, mientras especialistas en salud mental coinciden en que los efectos de belleza causan un cortocircuito entre los entornos digitales y la realidad y que de algún modo deberíamos remediar esa avería.

La movida anti-filtros cobró nueva visibilidad gracias al repentino éxito de Poparazzi, una aplicación en la que no se permiten las autofotos ni retoques digitales en las fotografías. Así, ese espacio se postula como un reducto para la autenticidad en línea, enemigo del narcicismo que abunda en otras plataformas popularísimas como Instagram o TikTok. En rigor, durante estas semanas muchos hablaron de Poparazzi como la “red social anti-Instagram”.

La propuesta de Poparazzi (que por el momento se consigue solamente en iOS) es que las fotos muestren a otras personas o que, si el usuario es el protagonista de la toma, la misma haya sido capturada por otro. Además, no existe el maquillaje digital y así la realidad de los rostros y los cuerpos, con sus encantos y sus defectos, queda al descubierto. Los creadores de la aplicación dicen que la diseñaron para “eliminar la presión por ser perfectos (…) con el énfasis donde debería haber estado todo el tiempo, la gente con la que estás”.

El motín anti-filtros

Lo cierto es que la revuelta no sólo ocurre fuera de los márgenes de Instagram. El año pasado, la modelo, maquilladora e instagrammer Sasha Pallari encabezó la campaña #filterdrop para limitar el uso de los filtros de belleza en esa red social. Según dijo, el abuso de esas herramientas puede resultar perjudicial, especialmente entre los más jóvenes.

Quiero ver más piel real en Instagram”, gritó a los cuatro vientos Pallari. “¿Alguien se da cuenta de lo peligroso que es esto? No quiero que los niños crezcan pensando que no son los suficientemente buenos por lo que ven en las redes sociales”, reflexionó esta mujer que divulga la campaña en la misma plataforma que critica. A poco de su iniciativa, en la plataforma aparecieron publicaciones en las que muchos se animaron no sólo a eludir los efectos digitales sino también el maquillaje, mostrándose tal cual son apenas se levantan por las mañanas.

“Acabo de leer sobre #filterdrop, bueno, aquí estoy yo, sin filtro. Ámate a ti mismo con canas, pecas e imperfecciones”, dijo una tuitera.

El objetivo de la campaña es establecer estándares para que las plataformas indiquen si se emplearon filtros en las fotografías publicadas, una búsqueda que podría materializarse.

Repercusiones psicológicas

Laura Jurkowski, directora del centro especializado adicción a la tecnología reConectarse, dice a TN Tecno que el uso excesivo de los filtros genera una distorsión de la realidad “porque los parámetros con los que nos comparamos no son reales”.

De acuerdo a la especialista, esto muchas veces genera “situaciones de baja autoestima y derivar en angustia, depresión, inseguridad o ansiedad”, además de estar vinculado con lo que se conoce como FOMO, el miedo a perderse de algo que ocurre en las redes.

En diálogo con esta publicación, Giuliana Mazzoni, profesora de psicología de la Universidad de Hull, de Inglaterra, apunta por su parte a las selfies. Según dice, las repetidas imágenes de uno mismo podrían afectar nuestra memoria, capacidad de atención y también nuestra identidad. “Las autofotos tienen muy poco que ver con lo que realmente somos”, advierte.

¿Cómo afectan a la memoria? “Las selfies son un fenómeno muy complejo. De manera positiva, pueden mejorar el contacto con uno mismo y el autoconocimiento. Pero no tienen mucho que ver con lo que somos en realidad. Muchas veces son exhibiciones públicas y muestran lo que una persona quiere comunicar a los demás. Esto podría traducirse en imágenes no genuinas o incluso totalmente distorsionadas de la persona. Entonces, si después confiamos en estas imágenes para ‘recordarse’, estaríamos generando recuerdos falsos”.

Según Mazzoni, las autofotos tienen muy poco que ver con lo que realmente somos.Por: (Foto: Adobe Stock)

“Demasiadas selfies podrían indicar la presencia de alguna tendencia narcisista, excesiva dependencia de aspectos externos en lugar de internos, la necesidad patológica de comparar los aspectos físicos de uno con los de otros. Esto implica el riesgo de aumentar la autodesprecio o de desarrollar solo un sentido superficial y artificial del yo”, concluye Mazzoni.

La psicóloga Fiorella Litvinoff relativiza el influjo de los filtros al considerar en su examen la presencia de otras máscaras que se llevan a diario, incluso mucho antes de la irrupción de las redes sociales. “El uso de los distintos filtros en las aplicaciones da cuenta de la inconformidad que tenemos con nuestra imagen corporal, de modo que acudiendo a los filtros nos embellecemos según los modelos de belleza hegemónica y los ideales de la época”, dice.

Y añade, para introducir su relativización: “¿Pero acaso antes de la existencia de los filtros en las apps no había filtros de otro modo? El maquillaje, podríamos decir, es un filtro, las cirugías estéticas también, por lo que es muy difícil mostrarnos de un modo auténtico. Siempre estamos interviniendo nuestro cuerpo y siempre accedemos a la realidad a través de nuestros deseos y fantasías, nadie tiene acceso a la realidad tal cual como es sino según la construcción que haga de ella”.

La reacción de las redes sociales

Cuando la antes mencionada campaña #filterdrop ganó visibilidad en las redes, desde Instagram salieron al ruedo a decir que procuran que los filtros sean parte de una “experiencia segura y positiva para la comunidad, al tiempo que permitan a los creadores expresarse”.

Antes, en 2019, aquella plataforma (propiedad de Facebook) eliminó los filtros que emulan cirugías estéticas en un intento de aplacar las críticas que ya arreciaban. “Estamos reevaluando nuestras políticas porque queremos que los filtros sean una experiencia positiva para la gente”, dijo en la ocasión un vocero de la compañía.

“Eliminar la presión por ser perfectos”, la manifiesta intención de los creadores de la app Poparazzi, donde no hay filtros ni selfies.Por: (Foto: Adobe Stock)

Huelga decir que la problemática no sólo afecta a Instagram, sino también a otras plataformas en línea. En octubre, Google anunció su propia iniciativa para que la edición de selfies se más transparente. Tal como contamos acá, esa movida se encuadró en las acciones de bienestar digital que impulsa la compañía estadounidense, en ocasiones por convicciones y a veces por presiones por parte de organismos que procuran un vínculo más sano con las herramientas tecnológicas.

La idea es que sea más fácil encontrar la forma de activar o desactivar los filtros, que en muchos teléfonos se aplican en forma predeterminada al tomar una autofoto. Las aplicaciones de cámara, por defecto, hacen retoques de belleza; por eso es frecuente que en las selfies la piel se vea más tersa.

El gerente de producto en Google, Vinit Modi, dijo que cuando los filtros son predeterminados “pueden establecer silenciosamente un estándar de belleza con el que algunas personas se comparan”, y que eso puede ser perjudicial para los usuarios más jóvenes. Según explicaron, para ese proyecto trabajaron con expertos en bienestar infantil

Por eso instaron a que el retoque facial esté desactivado por defecto. Además, prevén reemplazar términos como “perfeccionar” o “embellecer” como indicadores para el uso de los filtros, por otros que tengan connotaciones más neutrales.

Google quiere que esta movida no sólo se aplique en sus productos, sino que otras empresas también se sumen. De hecho, Snapchat dijo que se sumaría a la iniciativa y cumplió. En abril de este año, al divulgar un informe de diversidad en la compañía, contaron sus planes para la creación de selfies más inclusivas. En ese marco, dijeron que trabajarán con expertos para desarrollar una “tecnología que contrarreste los prejuicios”.

También Te Puede Interesar

Politica

El presidente de la Cámara de Diputados y el gobernador bonaerense se mostraron juntos en San Fernando, en donde entregaron patrulleros para el municipio

CHICA HOT

Sol Pérez siempre enciende las redes. Mientras continua su paso por MasterChef Celebrity y se acerca a la final, no se olvida de estar activa...

Politica

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación dijo que si continúan llegando vacunas con la frecuencia de esta semana, donde está previsto el arribo...

Politica

“Le pedimos a las jurisdicciones, que son las encargadas de realizar los controles, que ajusten un poco más esos controles sobre esas personas que...